La gloria del barrio

Mis ancestreo

Mis ancestreo
De mapuches a criollos seguimos estando

lunes, 27 de diciembre de 2010

Química

La sustancia que lleno la mañana,
fue parda y elástica,
olía albañal,
y queriendo querer gustaba a los dioses.

Entonces el medio día indolente,
pendió cual lacra sobre una fumarola
y el,
el personaje trasparente de la nonobela,
ceso
cuando la noche mineral estaba aun en Sierra Leona,
sin diamantes seria la tarde,
de marlos de Camboya fue el cenotafio,
que no existió ni en su favor
ni en su contra.

El triple otoño en las sienes de la tarde,
era hermoso y violento,
que gustaba tanto mas a los dioses.

Una concatenación de disminuidos y menores,
tenso la armonía de la noche universal,
y como un susurro de sáfiro,
caímos en la cuenta
el resultado
la hipótesis
de que los versos mas bellos
son los de la química del carbono.

1 comentario:

Anónimo dijo...

la bendita quimica del carbono, una categoria poetica tambien.