La gloria del barrio

Mis ancestreo

Mis ancestreo
De mapuches a criollos seguimos estando

domingo, 13 de marzo de 2011

Trimurti

La perro martillo y tabla,
un ajedrez de cosas cuarteadas,
vais llegando a Shiva por tus entrañas fermentadas.

Y Brahma te espera
con la cama lista y recién creada,
Cantor sacando las lóbregas cuentas
en una barriada rusa,
un infinito mas un infinito,
dos infinitos de infinito infinito.

Pusiste sanguinolenta a Irlanda y Escocia,
perro hacha cabeza Cromwell,
sin detenerse(nunca)
la tragedia hecha pampa,
puso sanguinolentos los tobillos de América,
a golpes de Rocas
la nación mapuche,
y los magníficos tehuelches
enroscados en el viento,
se dijeron con palabras extrañas,
como se mueren los nuestros,
y Vishnú nos llama a la calma,
a asumir la fragilidad de la temporalidad humana.

Trimurti, trinidad,
todos los reinos en función en la misma casa.

(esto se lee en naranja hasta el bermellón vino)
Nosotros, perro, erial, destino,
(una tonalidad azulada impera ahora)
acaecemos sobre las cosas, sin palabras,
labiles testigos.

No una ciclópea mano suprahumana nos dibuja,
una frecuencia nos tornea, nos educa,
de la carne a el alma solo por una ruta.

Se sabe del detractor de su propia especie en la naturaleza?
saben de suicidios colectivos los leones y las cebras?
se conoce de implosiones atómicas en el reino del albatros?
que pueden decir los horneros de una reproducción enferma?
los cerdos son concientes de sus peligrosas emanaciones de gas metano?
escudriñaron las ballenas las posibilidades de la manipulación genética?

Pues, el sapiens sapiens lo ha hecho,
el infierno sobre la tierra,
y aun así es humano , demasiado humano,
seguir dictando sentencias,
orden sobre orden, estructuras sobre estructuras,
razas bajo tumbas, hombres sobre el cielo,
edenes estacionales,
la poética del caos en nuestros bordes.

Esto se termina en una tonalidad de verdes
que caen a tonalidades oscuras,
luego el blanco silencioso,
con el que hoy me despido.

Trimurti, trinidad,
todos los reinos en función en la misma casa.

No hay comentarios: